Nacho Vegas - Musitek (Córdoba)



NOVIEMBRE 2005

El semblante pétreo y tímido de Nacho Vegas aparece encima del escenario, pero no para dar comienzo a su actuación, sino para comprobar-cual técnico de sonido- que el equipo funciona como es debido. Las cerca de 250 personas que conforman el aforo de la sala Musitek en Córdoba, lo miran expectantes preguntándose cuándo arrancará la velada.



El semblante pétreo y tímido de Nacho Vegas aparece encima del escenario, pero no para dar comienzo a su actuación, sino para comprobar-cual técnico de sonido- que el equipo funciona como es debido. Las cerca de 250 personas que conforman el aforo de la sala Musitek en Córdoba, lo miran expectantes preguntándose cuándo arrancará la velada.

Nada enturbia su tranquilidad, hasta que por fin desenfunda su previamente afinada guitarra y se lanza a cantar, totalmente solo sobre las tablas.
A medida que avanza su primera canción, las Esferas Invisibles van tomando cuerpo, uno a uno, ante el público. Desde este momento hasta el cierre del concierto transcurren unos breves cien minutos, no obstante, intensos.

El evento se cierra con una orgásmica Jardín de la Duermevela, que alcanza su clímax cuando las muñecas de los guitarristas no dan más de si. Nacho Vegas y las Esferas Invisibles no defraudaron al respetable, aunque eso era ya previsible. Pocos músicos quedan ya en este país que hagan visible sus dotes de actores y Nacho es uno de ellos. Quizás no lo haga de una forma evidente, corriendo o haciendo poses, pues no le hace falta. Es un tipo que probablemente esté hecho para eso, para ser músico y estar encima de un escenario. Su seriedad y esa aura de maldito atormentado lo avalan.

Al finalizar el concierto pudimos acercarnos al camerino y hacerle unas preguntas:

R.A.: Nacho, ¿qué matices diferenciadores aprecias entre este último trabajo Esto no es una salida y Cajas de música difíciles de parar¿.
N.V.: La verdad es que no puedo precisar demasiado los matices entre trabajos tan próximos en el tiempo. Probablemente sea la inocencia que Cajas de música… contiene, respecto a Esto no es una salida. El primero lo compuse con veinticinco años y ahora soy un treintañero. La inocencia de hace cinco años no está incluida en esta obra última, quizás por eso sea un disco más duro en contenidos.

R.A.: El mar, la lluvia, el clima asturiano en general, ¿de qué forma influyen en ti a la hora de componer¿
N.V.: Bueno, en realidad es algo que está ahí, forma parte de mi tierra y de mi entorno y creo que sería difícil no incluirlo en mi ideario compositivo. Digamos que es una materia prima cotidiana.

R.A.: ¿qué significa para ti el mar, el Cantábrico, en tu imaginario poético¿
N.V.: No se, probablemente lo misterioso, lo insondable, me invita a dirigir la mirada hacia dentro de uno mismo.

R.A.: Por último, ¿qué opinión te merece el futuro musical de este país¿
N.V.: Bueno, creo que este país es bastante inculto en rock and roll. Es obvio que la industria está pisando y comiendo terreno a la verdadera esencia musical. No obstante, hace tiempo que no me emociono con algo nuevo que haya salido. Quizás el rock se esté convirtiendo en algo más conservador, más barato.

David
ERGot76@yahoo.es



Más imágenes:






Publicado por David Piña el 14 Nov 2005




COMENTARIOS





AÑADIR COMENTARIOS

Necesitas estar registrado e identificado para poder añadir comentarios.