De La Rosa en el Nocturama



RockAndaluz estuvo presente en la actuación del ex-El Hombre Burbuja en el ciclo Nocturama, que se celebra durante los meses de Julio y Agosto en el Monasterio de la Cartuja de Sevilla.

Pincha en "leer +" para leer la crónica realizada por Jersey...



Artista: De La Rosa
Lugar: Centro Andaluz de Arte Contemporáneo (Sevilla)
Fecha: 7/7/05
Aforo: 200-250 personas

La noche siguiente la impecable actuación de Solina en el CAAC, repetimos visita al mismo escenario para ver en solitario (nunca mejor dicho) a De La Rosa (ex – El Hombre Burbuja, Jul para los iniciados), que presentaba su disco “M.O.S.” acompañado de la proyección a sus espaldas de la película de Wim Wenders “Paris, Texas”. En esta ocasión el patio se llenó de sillas plegables (“lo de las sillas es porque no vais a poder bailar”), incómodas pero necesarias para apreciar ese laberinto de sentimientos encontrados en formato de desnudo integral que son las letras de De La Rosa. Como muestra, un botón: “Más tus huellas que mis pasos”, tema que abrió el recital, seguido de “Entresueños” (ambos incluidos en su EP y recuperados para “M.O.S.”). Un Jul más cercano al público, con una voz segura que se movió en registros más dispares que los que solía frecuentrar en El Hombre Burbuja, alternando instrumentos entre canciones: guitarra española distorsionada (a veces), guitarra eléctrica, teclado (del cual hizo un uso poco ortodoxo en algún momento, tocándolo/golpeándolo con el clavijero de la guitarra) y una extraña trompetilla (“vamos a empezar con las marcianadas”), cuyo sonido grabó y superpuso para usarlo como base. Cayeron algunos temas de EHB, casi todos los de “M.O.S.”, y una versión del “Chelsea Hotel” de Leonard Cohen, cuya letra recomendó y tradujo en parte. Particularmente emocionantes las interpretaciones de temas como “El monstruo nunca duerme”, “Agua turbia”, “Todos los sitios del mundo”, “Para mis heridas” y “Otro de sus juegos”, aunque en éstos últimos se le olvidara alguna frase. Se le disculpa esto y mucho más, como los problemas que tuvo en su planteamiento de improbable hombre-orquesta para manejar el reproductor de mp3(¿) a tiempo en algunas ocasiones. No abusó de las bases y presentó algunos temas sólo con voz y guitarra distorsionada, una apuesta arriesgada que tuvo sus frutos, arrancando largos aplausos y algún que otro “bravo” de un público sabía a lo que iba, pero quizá no esperaba tanto. El bis fue inmediato y reclamado, diga lo que diga Jul (“porque si no no me pagan todo el caché”), cerrándose con una magnífica “Braile”. Pero todos queríamos más, y le obligamos a un segundo bis. No cayó “¿Por qué no folláis¿”, como solicitó alguien del público (“buf, esa es complicada tocarla así”), sino “Pingüinos y koalas”, de EHB, y porque no había más en el repertorio, pues creo que la mayoría habríamos aceptado de buen grado un tema más, en una noche tan redonda. Pese a ser un músico de minorías, o quizá gracias a eso, De La Rosa es uno de los grandes, un artista de culto. Y afortunadamente ni siquiera parece un cantautor.

Jersey (zensui@gmail.com)



Más imágenes:






Publicado por Francisco Javier Sánchez el 10 Jul 2005




COMENTARIOS





AÑADIR COMENTARIOS

Necesitas estar registrado e identificado para poder añadir comentarios.