Paradise Lost en sala Arena



Sala Arena, Martes 31 de mayo de 2005

Paradise Lost (Reino Unido) [10:05pm-11:50pm]
Orphaned Land (Israel) [9:10pm-9:50pm]
Society 1 (Los Ángeles, California, USA) [8:20pm(¿) – 9:00pm]

Entrada: 500 personas aproximadamente.

En una tarde entre nublada y lluviosa en la zona de Plaza de España de Madrid, entramos en la Sala Arena, para ver qué nos ofrecía la banda británica, consagrada hace años con su fabuloso álbum Draconian Times. Estamos hablando, por supuesto, de Paradise Lost. A ver cómo se daba la cosa.



Sala Arena, Martes 31 de mayo de 2005

Paradise Lost (Reino Unido) [10:05pm-11:50pm]
Orphaned Land (Israel) [9:10pm-9:50pm]
Society 1 (Los Ángeles, California, USA) [8:20pm – 9:00pm]

Entrada: 500 personas aproximadamente.

En una tarde entre nublada y lluviosa en la zona de Plaza de España de Madrid, entramos en la Sala Arena, para ver qué nos ofrecía la banda británica, consagrada hace años con su fabuloso álbum Draconian Times. Estamos hablando, por supuesto, de Paradise Lost. A ver cómo se daba la cosa.





Abriendo el concierto, como primera banda entraron en escena Society 1, directamente desde Los Ángeles, con un estilo muy contundente. Tanto es así que la primera impresión era la de una banda de Black Metal de uno de esos países escandinavos. Tocaron bastante bien y animaron el cotarro, porque energía no les faltaba, no. Además, el cantante nos obsequió con un calvo durante la última canción del set list. Es decir, que el tío, bastante orgulloso de su físico, se cantó la última canción con el culo al aire. Pues vale, será la moda en los USA. Tuvimos al final de su concierto una entrevista con el bajista del grupo, con el que nos hicimos una foto. Qué tío más grande, coño. Y qué miedo da a primera vista. Si no es porque el que vendía camisetas decía que era buena gente, no había quien tuviera cojones de acercarse. Porque en verdad el tío era bastante majete. Estaba sentado, bebiéndose un pack de 6 cervezas de medio litro cuando lo abordamos. Nos contó que era su segunda vez por Europa, y que hacen la gira europea completa con los Paradise Lost tocando, incluso, en Donington.




La segunda banda de la velada nos llegaba desde Israel. Los Orphaned Land. Un estilo de música potente, elaborado, con muchos cambios de ritmo, y ciertos cánticos, supongo que típicos de su pais, que recordaban bastante al estilo de System of a Down. Pero ahí se queda la comparación, porque el estilo de esta banda era bastante original.

En cualquier caso, el sonido en la Sala Arena en la noche del martes 31 de Mayo dejó mucho que desear, aunque los grupos se dejaron la piel en el escenario. Y eso deslució un poco. Como no dejó de deslucir al plato fuerte de la noche, los Paradise Lost, los cuales, en buenas condiciones acústicas, podemos atestiguar que son brutales. Pero que en Madrid también acusaron la mala acústica de la sala.



Paradise Lost tocaron mucho y bien, en un concierto más doom y gótico que contundente. En la línea de su último álbum, del cual tocaron bastantes canciones.

Empezaron con Don’t Belong y Grey, del último álbum Paradise Lost (2005). Después siguió Erased, del Symbol of Life (2002). Muy celebrada esta canción, y sonó bastante bien. Siguió Redshift, del último, y después Mystify, del Symbol of Life. Por entonces el público estaba ya entregado. Seguimos con So much is lost, del Host (1999) y el tema Symbol of Life, que sonó estupendo. Uno de los momentos cumbre vino ahora con Hallowed Land, mítica del álbum Draconian Times (1995). Siguieron Accept the Pain (Paradise Lost), No Celebration (Symbol of Life) y All you can leave behind (Paradise Lost). De forma inesperada, pero con mucho entusiasmo, pudimos escuchar As I Die del Shades of God (1992), a la que siguió Shine (Paradise Lost). Después vino la favorita de un humilde servidor, Ehchantment (Draconian Times), que no podía faltar. Qué bien suena ese teclado con sonido de piano, junto a riffs contundentes. Un concierto denso, sí señor. A continuación, True Belief, del Icon (1993) y One Second (One Second). Pudimos escuchar ya al final Forever After y Over the Mandes (Paradise Lost), y como toque final, muy apropiado, The Last Time (Draconian Times). En una palabra: brutal. Y ya está, se acabó y todos a casita, que al día siguiente había que currar. Un sonido un poco mejor hubiese venido de perlas a un buen concierto para los amantes del género Doom o Rock Gótico, del cual Paradise Lost son un baluarte indiscutible.




Crónica realizada por: Miguel Ángel Jurado



Más imágenes:






Publicado por David Piña el 02 Jun 2005




COMENTARIOS





AÑADIR COMENTARIOS

Necesitas estar registrado e identificado para poder añadir comentarios.