Neorama + Arje - ABRIL 2005 - Fun Club Sevilla



Recuerdo la última vez de Neorama en el Funclub, hace un par de años exactamente, tocaban con Sílice y presentaban su ep Inicial. El público estaba muy implicado, y es que si hay algo que tiene Neorama es la habilidad con la que conecta con su público. Esta vez no esperaba menos...

Y así fue, el pasado 1 de abril la Sala Fun Club volvió a llenarse entera de seguidores ávidos de un nuevo repertorio en vivo. Además por allí pudimos ver caras conocidas como el productor de su disco Jordi Gil o miembros de otros grupos del panorama independiente sevillano como Robot, Renochild, Greedy Fly...



Recuerdo la última vez de Neorama en el Funclub, hace un par de años exactamente, tocaban con Sílice y presentaban su ep Inicial. El público estaba muy implicado, y es que si hay algo que tiene Neorama es la habilidad con la que conecta con su público. Esta vez no esperaba menos...





Y así fue, el pasado 1 de abril la Sala Fun Club volvió a llenarse entera de seguidores ávidos de un nuevo repertorio en vivo. Además por allí pudimos ver caras conocidas como el productor de su disco Jordi Gil o miembros de otros grupos del panorama independiente sevillano como Robot, Renochild, Greedy Fly... El concierto empezó algo más tarde de lo previsto, los teloneros se estrenaban en la sala. Estamos hablando del grupo del aljarafe sevillano Arjé. Liderado por Emilio a la guitarra y con la formación de Copete al bajo, Inés a la voz y Juska a la batería. Comenzaron a tocar con Los cimientos, y terminaron con Será, temas que probablemente podremos escuchar en futuros trabajos de la banda. Arjé ambientó la sala con un poprock cantado en español, a excepción de la versión "Just a girl" de la banda californiana separada No Doubt. Se nota cuando un grupo comienza con ganas y un claro ejemplo de esto son Arjé, que en sus primeros pasos se suben al escenario sobrados de naturalidad y arranque, logrando acomodar a la gente que esperaba a Neorama, y crear un clima distendido.





Cuando por fin salió Neorama al escenario, dos años después de la última, la gente aplaudía entusiasmada. Era un momento importante para el grupo: el sueño de un primer disco exquisito reproducido en directo para su público. Pero la salida de su primer disco a la luz no era lo único que les daba madurez: se les notó que esta banda han llevado una vida muy activa últimamente por muchos escenarios y concursos. Se percibió en la seguridad de sus músicos, en la madurez de la voz de Bernardo (que de Otoño a ¿Como quieres viajar a Marte¿ nos ha ido asombrando cada vez más) y en la maravillosa conjugación de temas que compusieron el repertorio del 1 de abril.





Comenzaron con el último tema de su disco Cinco mil años, el más experimental como dicen muchos de sus seguidores, que les sirvió de presentación y saludo ya que no lo tocaron entero, sino que tras una estrofa David, Manuel y Juanma dieron rienda suelta a sus instrumentos con De madrugada; el tema preferido de un chico que tenía a mi derecha, que movía entusiasmado las manos como el gesto del baterista. Así poco a poco, y de forma muy dinámica, fueron desglosando todos los temas de su primer elepé, regalándonos pasajes instrumentales encabezados por la guitarra de David que servían de puente entre los temas, así como momentos casi épicos, como el fragmento galáctico y reposado, al más puro estilo postrockiano -si es que existe este término- de la segunda parte de Cinco mil años. La banda defiende los temas en directo a las mil maravillas, sonando incluso más energéticos, y con una puesta en escena que demuestra porqué es una de las bandas de nuestra ciudad que más escenarios visita. Del estudiado repertorio destacamos así el nuevo himno de las noches del Fun Club: Quédate, Ven a verme, la canción más coreada “Ven a verme, ¡pronto!”, Azul, rojo y gris (una de mis favoritas del disco), El año que nevó en septiembre... sorprendió cómo sonaban, mejor que nunca, fieles a los sonidos del disco. Día 0, en tributo a su nostálgico Inicial, un regalo para todos sus seguidores. Sorprendente y muy personal la versión de Bowie, que hizo levantarse a los más veteranos personajes del Funclub, reconociendo la canción universal de la Torre de control llamando al Mayor Tom: Space Oddity. Supuso un respiro para coger la marcha hacia el final del concierto. Parte del progreso, el primer tema y single del lp, fue coreado por toda la sala. Por último, y como punto álgido, el inconfundible reef de Energía, tema que hizo vibrar a los seguidores más fieles de la banda.






Neorama es un grupo que ha comenzó su carrera despacio, sin hacer mucho ruido, pero que a base de trabajo, grandes canciones y conciertos como los del Fun Club se está convirtiendo por méritos propios en una de las propuestas más importantes de nuestra ciudad. Nos dejaron a todos un gran sabor de boca. Remataron el concierto con una versión de los Misfits, Attitude, que se tradujo en un grito de la banda, una apuesta por ellos mismos, un homenaje al mismo concierto, un final feliz.





Crónica realizada por: carolina
Fotos: Antonio P



Más imágenes:






Publicado por David Piña el 20 Apr 2005




COMENTARIOS





AÑADIR COMENTARIOS

Necesitas estar registrado e identificado para poder añadir comentarios.