Crónica Iznarock 2019



ESQUIVANDO LA LLUVIA

Entre la multitud de festivales locales que se llevan a cabo en verano, Granada es la cuna de algunos de los más remarcables a nivel nacional.

En este contexto la franqueza de los que apuestan por el rock de calidad permitía que este año se celebrase el 30 aniversario de Iznarock, festival anual de la comarca de Iznalloz que a modo de concurso de bandas reune todos los años a los mejores talentos emergentes de toda Andalucía.

¿Cómo puede un festival tan humilde sobrevivir tal cantidad de años en pie sustentado por un grupo tan pequeño de luchadores?
El Kolectivo Rockero de Iznalloz ha batallado precisamente con este enigma desde 2013 cuando tomaron el relevo de su predecesor comité organizativo.



Hay una clara lista de cosas que capturan el espíritu holístico del festival y que hace que extienda sus alas un poco más cada año, como el trato cercano y el ambiente familiar que permite acercar el rock a los más pequeños y nos hace depositar nuestras esperanzas en las generaciones futuras.

Uno de sus encantos es su enclave rural y su localización actual, el anfiteatro municipal que no sólo nos ofrece unas vistas panorámicas increíbles sino un sonido inigualable.

El buque insignia del Iznarock es la apuesta por las bandas emergentes otorgando un premio para remolcar sus lanzamientos. Así, este año contaba en su cartel con Five Black Bullets desde Jaén, Erial desde Almería, Heleven desde Granada, 41 Ravens desde Málaga y la Macanca desde Linares.

Fuera de concurso y como broche de oro tuvimos el placer de ver en el escenario a dos de las mejores bandas tributo como fueron Xilanco’s Blues y BlackBird.

Iznarock es un evento que aspira a corregir el desajuste de reconocimiento que existe en los festivales de rock actuales con respecto a las bandas locales y después de 30 ediciones, su ética y sus creencias son irreprochables.


FIVE BLACK BULLETS

El pasado sábado comenzábamos en festival con FIVE BLACK BULLETS. Con 2 albums en circulación, su despreocupado estilo high energy / hard rock suena un poco más desafiante gracias a su carismática y dinámica puesta en escena que destacó desde el primer tema ‘We sold our souls’. Con una actitud más punk en ebullición a lo largo de su directo, es claramente una banda liberada de las restricciones consiguiendo alcanzar varios momentos de explosión, gran actitud y presencia.


ERIAL

Les seguía ERIAL, grupo almeriense formado en 2016 con influencias de SoundGarden o Queens of the Stone Age entre otros que abrían su setlist con ‘Felicidad artificial’ y ‘Umbral’. Sus paisajes sonoros post-rock se traducen sorprendentemente bien en una puesta en escena tranquila y serena, y el poder de sus riffs se sustituye por la delicadeza como podíamos ver en canciones de corte más profundo como ‘Barrizal’ o ‘Arder, Nacer’.


HELEVEN

Como representantes locales contábamos con los motrileños HELEVEN, también de reciente formación que se encuentran en proceso de grabación de su primer álbum. Sus bases doom y heavy crean una atmósfera de metal agresivo como ponían de manifiesto en temas como ‘Come to Life’ o ‘Waterfalls’ a mitad de su actuación. Su puesta en escena no se queda exenta de esta agresividad, sino que interpretan los temas de forma contundente y con fiereza.


41 RAVENS

41 RAVENS nos acompañarían al meridiano del festival para resultar posteriormente los ganadores del certamen. Los malagueños interpretaron uno de los mejores sets de la noche. Si bien hay una calidad envolvente y aplastante en el sonido, nítido y progresivo, hay un agarre sónico que atrae gradualmente a su voz colosal en temas melódicos con connotaciones más sentimentales en ritmos como ‘Void’ o ‘Pray’.


LA MACANCA

El último grupo en subirse al escenario en la fase de concurso fueron LA MACANCA, que aunque autodefiniendo su estilo como ‘rock minero’ ha combinado una increíble variedad de estilos y motivos en algo no fácilmente etiquetable. Sobresalen los elementos del rock y letras cuasi poéticas , mientras que las voces recuerdan un regreso romántico a los comienzos de Extremoduro. Mientras su segundo tema podría tener reminiscencias más garageras, su último tema era recitado. Este contraste hace que parezca más una exuberancia vanguardista con artistas heterogéneos para ejecutarla, en lugar de simplemente agregar un toque extraño al rock alternativo estándar, lo que les hace destacar sin duda junto a su indumentaria tan particular.


Xilanco’s Blues

Como colofón final las dos bandas invitadas nos hacían volver atrás en el tiempo rindiendo homenaje a grandes artistas tanto del Blus como el Rock clásico.
Xilanco’s Blues con temas que abarcaban desde Tina Turner , Ottis Redding, el mítico ‘Honky Tonk Blues’ o ‘Que baile el Gordo’.
Esta actuación contuvo uno de los momentos más emotivos de la noche con una colaboración más que especial que subía al escenario a algunos miembros del Kolectivo Rockero en ‘Salve’ de la Polla Records.

Minutos después Blackbird, que tenían doblete esa noche, nos deleitaron con pequeños bloques de canciones de los grandes del rock clásico de los 60 hasta los 80 como los Rollings, Lynnyrd Skynnyrd o Led Zeppelin con una técnica musical impecable y un toque personal que nos hizo disfrutar de cada canción como si fuera la primera vez.


Red Crimson Shamrock
Imagen, Sonido y Prensa
http://www.facebook.com/redcrimsonshamrock




Más imágenes:



Compartir:


Publicado por José Francisco Romero Sánchez el 10 Jul 2019
  • 5/5
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5




COMENTARIOS





AÑADIR COMENTARIOS

Necesitas estar registrado e identificado para poder añadir comentarios.