Dawn Patrol + Metalmania, 28 Septiembre, Sala Luxuria, Sevilla



La poca gente de inicio en las inmediaciones de la sala Luxuria y la noche templada y serena de Sevilla no hacía presagiar la descarga de adrenalina y buen thrash metal a la que nos sometieron los sevillanos Dawn Patrol y los segovianos Metalmanía. Dos bandas que, lejos de enfocar sus carreras con reticencias por su tributo a bandas tan míticas como Megadeth y Metallica, lo hacen con la convicción de estar contribuyendo de manera decisiva a la inmortalidad de la música de estas dos leyendas vivas del thrash metal.


Abría la noche la banda local Dawn Patrol, con un “Skin on my teeth” brillantemente ejecutado y haciendo un repaso a clásicos de la banda de Dave Mustaine, con temas como “Wake up dead”, “Hangar 18”, “Hook in mouth” y “Sweating bullets”, y sin caer en la tentación de agarrarse a los más “conocidos” himnos de los californianos. Cabe resaltar la similitud del vocalista con el ídolo Dave Mustaine, al cual emulaba con insultante soberbia, (por momentos podías cerrar los ojos y creer que estabas escuchando al rubio cantante americano). Continuaron la actuación con “In my darkest hour” y la coreable “A tout le monde”.

La sala se llenaba por momentos y un público fiel a los acordes metálicos del grupo se asociaba definitivamente a la banda que siguió ahora sí, con algunos de los clásicos más conocidos. Así prosiguieron con “Ashes in your mouth”, “Peace sells” o la archiconocida “Symphony of destruction” para terminar su descarga con un “Holy Wars” ejecutado de manera impecable y de sonido arrollador.



Pasaban minutos de las once de la noche cuando las notas de Ecstasy of Gold de Ennio Morricone y unas cruces blancas sobre el escenario, nos vaticinaban un poco de lo que estaba por venir. Saltaban al escenario los segovianos Metalmanía con arrolladora actitud y ante el delirio de los fans sevillanos de la banda Metallica, y por qué no de Metalmanía. Comenzaban el concierto dando un más que completo repaso a uno de los álbumes más celebrados de los de San Francisco, ese “Ride the lightning” que ha reclutado millones de fans para la banda en los cinco continentes. De inicio tocaban “Creeping Death”, para continuar con “Ride the Lightning”, “Fight fire whit fire” y la mágica “Fade to black”. Ante el entusiasmo de la parroquia y su total entrega a la causa, pusieron la sala patas arriba al machacar a los asistentes con la pieza maestra “Master of Puppets” en la cual se denotaba la envergadura musical y el buen hacer de los castellanos.

Tras unos problemas eléctricos ajenos a la banda y muy amenamente resueltos por su vocalista Ricardo, (las tablas vienen bien para todo), tocaban temas como las coreadas “For whom the bell tolls” y “Enter Sandman”, intercalándolas con baladas del calibre de “One” o “Nothing else matters”. Y con una sala a sus pies y en el bolsillo terminaban el show con la abrasadora “Battery” y el metal de “Seek and destroy” de la primera época de la banda y de la cual si que echamos en falta algún que otro tema en su repertorio, pero es que la noche no daba para más, y a las doce con puntualidad británica daban cierre al concierto homenaje a la banda de Hetfield y cía.

Dos propuestas parecidas con resultados similares, grandes bandas para una gran música…con Sevilla como telón de fondo. Para los amantes del metal, ¿podría haber algo más tentador?


Crónica realizada por Adrián.



Más imágenes:



Compartir:
Publicado por José Francisco Romero Sánchez el 30 Sep 2013
  • 5/5
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5




COMENTARIOS





AÑADIR COMENTARIOS

Necesitas estar registrado e identificado para poder añadir comentarios.