Crónica ANATHEMA + ASTRA - Sala Custom - Sevilla - 21Octubre 2012



CRÓNICA CONCIERTO ANATHEMA + ASTRA
–Sala Custom- SEVILLA 21 Octubre 2012

La tarde del domingo se presentaba nublada y lluviosa, un paisaje otoñal perfecto para recibir la visita de los británicos ANATHEMA y su nuevo album “Weather Systems”.
Parecía que el clima se había aliado con los hermanos Cavanagh para hacerles sentir como en casa y, como pudimos comprobar unas horas más tarde, así fue.

Con una puntualidad absoluta, a la que no estamos acostumbrados por estos lares, a las 20,30 horas se abrían las puertas de la Sala Custom para el disfrute de los fans más acérrimos que hacían cola a la intemperie y que anhelaban refugiarse de la lluvia y conseguir el mejor sitio para disfrutar del show.




Poco después comenzaba la descarga de la banda encargada de telonearles en esta gira, ASTRA. Con una puesta en escena y un sonido totalmente “setenteros”, presentaron su propuesta musical con 4 extensas canciones, 2 de su debut “The Weirding” y 2 de su nuevo lanzamiento “The Black Chord”, en las que quedó patente el liderazgo de Richard Vaughan, encargándose casi a partes iguales de la voz, guitarra y teclados. A pesar de que no llegaron a conectar del todo con el público, hicieron una buena actuación. Los nostálgicos del rock progresivo añejo y de los sintetizadores Mellotron debieron pasar un buen rato.

Tras la actuación de ASTRA y un rápido cambio de backline, la sala ya presentaba una entrada aceptable y se empezaba a respirar un cierto ambiente de “noche mágica”.
ANATHEMA no se hicieron mucho de rogar, y fue la voz de uno de los mayores genios de la música moderna, David Gilmour, la encargada de iniciar el repertorio con la pieza “A new machine” de los maestros Pink Floyd. No era la primera vez que ANATHEMA rendían tributo a sus compatriotas, han sido varias las referencias en el pasado, de hecho Danny Cavanagh se marcó un emotivo “Wish you were here” acompañado sólo por el público en este mismo recinto hace 2 años. Y es que las influencias siempre están ahí.
Mientras sonaba la intro, la banda pisó el escenario encabezada por los hermanos Cavanagh, y un saludo recíproco entre músicos y audiencia sellaba la conexión que ya no se rompería hasta que se apagaron las luces.
La guitarra de Danny inició el repaso a su último disco con “Untoucheable part I y II”, mostrando a un Vincent impecable, muy activo y con un registro vocal inmejorable, empastando su voz con la de Lee Douglas a la perfección.
A continuación sonaron “Thin Air”, “Dreaming Light” y “Everything” de su anterior LP “We are here because we are here”, con la banda cada vez más asentada, sobre todo Danny que tardó un poco en mostrarse cómodo.
Llegados a este punto el sonido era pasable, aunque la ecualización de la batería y el nivel de la caja llegasen a molestar por momentos, restando nitidez y presencia al resto de los instrumentos, sobre todo a la guitarra de Danny que pareció un tanto desdibujada en casi todas las fases del concierto.
A continuación, realizaron un repaso a su obra maestra de 1999 “Judgement”, interpretando “Deep”, “Emotional Winter” y “Wings of God” (las dos últimas enlazadas), que fueron acogidas con entusiasmo por los presentes, sobre todo la primera, que ya se ha convertido en uno de himnos más representativos de los de Liverpool.
Otra perla de su anterior lanzamiento, “A Simple Mistake”, sonó más contundente en su parte instrumental final, para dar paso de nuevo a la presentación de “Weather systems” con un “Lightning Song” muy emotivo, donde Lee Douglas demostró el porque cada vez su voz tiene más presencia en la música de la banda, realizando una interpretación impresionante. La primera parte de “The storm before the calm” rompió la senda emotiva por la que ANATHEMA nos llevaba esa noche, añadiendo dinamismo y texturas diferentes, desembocando en una segunda parte más melódica y cuyo “crescendo” dejó al público conmocionado. Fue impactante ver a Vincent a los teclados, subido en la parte más alta del escenario, dirigiendo la acción cual gurú sónico.
“The begining and the end” hizo retomar a Danny las riendas del asunto, con un solo de guitarra final que pone los vellos de punta. “…silence is raging…” Inolvidable!
“Universal” nos introdujo en un placentero sueño, del que nos despertamos en la parte final de la canción, con una interpretación instrumental sublime, donde las partes de batería de John Douglas sobresalieron con potentes redobles.
En este punto nos encaminabamos hacia el final del show, y cuando parecía que nada podría superar lo que estabamos presenciando, llegó el momento más álgido de la noche: la visita obligada al disco “A Natural Disaster”. En “Closer”, Vincent se volvió a subir a las alturas para hipnotizarnos con el vocoder, mientras la banda se iba introduciendo poco a poco, de menos a más, como hay que disfrutar los grandes placeres de la vida. Esta vez, los efectos de guitarra con los que le gusta jugar a Vincent al final de esta canción, no sonaron con el protagonismo que merecen, haciendo que se perdiera un poco de intensidad. En “A Natural Disaster”, Danny pidió que se apagara toda la iluminación del escenario, para que fuera el público quién, con sus móviles, iluminara el recinto. Lee Douglas volvió a mostrar su dulce voz, con un final a capella precioso, y Vincent haciendo los coros. “Flying” fue sencillamente perfecta, con el público cantando al unísono el estribillo, y un Danny muy inspirado, jugando con el looper al final del tema, añadiendo melódicos fraseos de guitarra mientras el resto de la banda abandonaba el escenario.

Tras un mínimo descanso, la narración que introduce “Internal Landscapes” nos hacía saber que aún quedaban algunos minutos más de placer sonoro. La interpretación fue impecable, aunque en mi opinión, quizás no sea la canción más apropiada para iniciar un bis. Para el cierre dejaron “Fragile Dreams”, la única visita a “Alternative 4”, otro clásico de la discografía de ANATHEMA, elección que sí entusiasmó a la audiencia, que coreó y bailó cada estrofa, aferrándose a las últimas notas que la banda nos regalaría esa noche.

El público quería más, y así se lo hizo saber a los hermanos Cavanagh, que disculpándose y agradeciendo el apoyo mostrado por la gente, se despidieron de Sevilla hasta la próxima ocasión, que esperemos sea pronto. Así, algo más de 2 horas después de iniciar la conexión, tuvimos que desconectarnos del universo artístico único que es la música de ANATHEMA.

Cabe destacar la figura de Vincent Cavanagh, entregado, muy comunicativo con el público y con una interpretación vocal perfecta. Si Danny es el motor compositivo de la banda en su última etapa, Vincent es el motor emocional y visceral sobre el escenario.

Un buen concierto que demostró la constante evolución de esta banda, siempre en progreso hacia nuevas sendas emocionales, a pesar de que no sean valorados artísticamente como realmente merecen.
Mientras tanto, a nosotros sólo nos queda esperar al próximo capítulo de esta historia para ver a donde deciden llevarnos. Por mí, adonde ellos quieran.

Nasim Khoshfeiz y José Ignacio Bernal para RockAndaluz.



Más imágenes:



Compartir:
Publicado por Daniby el 25 Oct 2012
  • 5/5
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5




COMENTARIOS





AÑADIR COMENTARIOS

Necesitas estar registrado e identificado para poder añadir comentarios.